Brucelosis: ¿cómo nos puede afectar?

La brucelosis es una enfermedad infecciosa (zoonosis) que puede afectar al ser humano y que es transmitida por el consumo de carne, leche o quesos sin pasteurizar de animales tales como las vacas, cabras, perros y cerdos portadores de la bacteria Brucella.

Brucelosis: ¿cómo nos puede afectar?
Las personas más expuestas a contraer brucelosis son los que trabajan en granjas, frigoríficos y veterinarios. Esta bacteria es resistente y estable al frío y la desecación, pero se muere con la cocción o pasteurización y con el uso de desinfectantes de uso cotidiano.

Los síntomas característicos de la brucelosis son:

  • Fiebre y dolor de cabeza
  • Fatiga y dolor corporal
  • Escalofríos y sudoración
  • Debilidad y malestar general
  • Pérdida de peso por la inapetencia

Puede ser de tipo crónica y aparecer sólo en los análisis sanguíneos.

Las vías de infección del ser humano pueden ser:

  • Ingestión de productos contaminados con la bacteria sin pasteurizar
  • Contacto directo con animales infectados
  • Inhalación de excretas secas o lana de los animales infectados
  • Inoculación del material infectado ocurre en laboratorios, en su mayoría

Hay diferentes tipos de esta enfermedad:

  • Aguda: 1 – 3 semanas, aparecen fiebre, dolores de cabeza y corporal, sudoración y astenia.
  • Subclínica o asintomática: generalmente en personas que trabajan en contacto directo con los animales.
  • Formas focalizadas o complicaciones: puede afectar cualquier sistema u órgano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*