Cómo evitar el agotamiento físico en la oficina

Una de las causas de baja productividad en la oficina es el agotamiento físico. Pese a no existir una exigencia física como en otros tipos de trabajo más forzados, las consecuencias del agotamiento físico en la oficina pueden llevarlo incluso al despido sino se analiza y se da solución a las causas.

Una alimentación eficiente y visita al médico evitan el agotamiento físico.

No debemos confundir el agotamiento físico con las costumbres que solemos tener como la necesidad de unos minutos de siesta luego de almorzar o los bostezos durante el horario de trabajo. El agotamiento físico en la oficina se presenta bajo diversos síntomas. Entre ellos están la reducción de la capacidad de comprensión, sueño intenso durante las primeras horas de trabajo durante la mañana y cerca del finalizar la jornada laboral.

Causas del agotamiento físico

Podemos agruparlos en dos: la alimentación deficiente y problemas de salud. Sin embargo ambos están estrechamente vinculados. Una mala alimentación puede desencadenar serios problemas en la salud y estos, provocar un notable agotamiento físico en la oficina. Descartando los problemas de salud mediante una visita al médico, debemos poner atención a nuestra alimentación. Esta debe incluir lo suficiente en frutas, vegetales, granos, fuentes de proteínas y alimentos diarios para satisfacer sus necesidades físicas. En su caso, para mantener su capacidad mental en sus niveles más altos. Por último, no es mala idea visitar a un nutricionista y así resolver el agotamiento físico en la oficina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*