Las sustancias esenciales para los huesos

El  hueso se forma constantemente durante la vida del ser humano. El crecimiento es mayor en los primeros años de vida y va disminuyendo con los años, y se reabsorbe para liberar calcio al torrente sanguíneo.

hueso

El calcio está distribuido en mayor proporción entre los dientes, huesos y tejidos duros. Además, esta sustancia también interviene en otros procesos fisiológicos. El calcio es un factor que influye en  la coagulación sanguínea y en la contracción muscular. Además, es fundamental para la transmisión de los impulsos nerviosos.

Su deficiencia puede provocar fracturas, debilidad muscular, entre otros. Durante la infancia, el embarazo, la lactancia y la menopausia son los momentos de la vida en que se requiere mayor cantidad de este mineral.

¿Qué función cumple el fósforo?

El fósforo es imprescindible para los huesos y dientes, y para producir energía a partir de los alimentos.

Estos minerales están presentes en la mayoría de los alimentos en el caso del fósforo, y en hígado, pollo, huevo, lácteos, verduras de hoja verde en el caso del calcio, que se debe ingerir poco para que se absorba mejor.

Para que se absorba forma correcta la vitamina D en el intestino delgado, es necesario tomar 20-30 minutos diarios de sol ya que los rayos UV favorecen su absorción y posterior asimilación del calcio. Tanto la cacitonina, la parathormona (PTH) y la vitamina D regulan los niveles normales de estos minerales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*