Grasa en la dieta: que es bueno y que es malo

El cuerpo usa la grasa que consumimos como fuente de energía, además también para ayudar en la formación del tejido nervioso y de las hormonas, colabora en la absorción de vitaminas A, D, E y K.

Grasa en la dieta

Consumir mucha grasa contribuye a la obesidad ya que las calorías que provienen de las grasas se transforman más fácilmente en grasas localizadas. Algunas grasas elevan la presión sanguínea y el colesterol malo, también contribuyen a elevar el riesgo de padecer algún tipo de cáncer, enfermedades del corazón y diabetes.

Las grasas a evitar son las saturadas, que se encuentran en los productos de origen animal, como la carne roja, los huevos y los productos lácteos y en las comidas ligeras, como los snacks. Las grasas trans deben ser evitadas a la hora de consumir una dieta Capsiplex sana. Los alimentos que contienen este tipo de grasas son las galletitas, las tortas y todo aquel alimento que consumimos que está manufacturado por el hombre.

Cuales son las grasas buenas

Las grasas buenas, es decir las que son las adecuadas para seguir durante la realización de un régimen alimenticio, o si simplemente deseamos limpiar nuestro organismo son: las grasas monosaturadas, por ejemplo los aceites de oliva, de canola, de palta o de maní, las grasas poliinsaturadas, que están presentes en los aceites de maíz, de girasol o en las leguminosas o legumbres, y las grasas que se encuentran en los ácidos Omega 3 incluidas en los pescados, las nueces y las semillas. Todas estas grasas ayudan a reducir el colesterol, la hipertensión y el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*