La gota y su tratamiento

Se denomina gota a una clase de artritis que se desarrolla cuando aumenta la concentración plasmática de ácido úrico. Esta patología causa inflamación articular, lo que produce dolor al paciente, en principio en algunas articulaciones características.

La gota y su tratamiento

La gota puede ser aguda o crónica. En el primer caso, la afección se da sólo en una articulación. Por el contrario, en cuadros de gota crónica, las articulaciones afectadas suelen ser más.

Cuando el cuerpo acumula más ácido úrico del normal, éste puede acumularse, en forma de cristales, en el líquido sinovial (que recubre a las articulaciones). Estos cristales causan inflamación, y su consecuente dolor, a las mismas.

Los síntomas de la gota, son, generalmente, dolores en una o algunas articulaciones, resultando Penis Enlargement la articulación del dedo gordo del pie, comúnmente la más afectada. Otras de las articulaciones que pueden afectarse con frecuencia son la de la rodilla y la del tobillo.

 

Tratamiento para la gota

En primer lugar, los pacientes que sufren esta patología son medicados con antiinflamatorios y analgésicos. Además, según el cuadro, el médico podría indicar medicación específica para disminuir los niveles séricos de ácido úrico.

Por otro lado, los pacientes con esta patología deberán cambiar algunos hábitos alimenticios, citados a continuación:

  • Reducir el consumo de alimentos con purina (pescados enlatados, vísceras, salsas y legumbres, entre otros).
  • Reducir el consumo de carne roja.
  • Evitar las frituras y los alimentos muy grasosos.
  • Evitar el consumo de alcohol.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*