Fiebre amarilla: tenemos que tener cuidado

La fiebre amarilla es una infección de tipo viral que la transmiten los mosquitos Aedes aegypti que produce fallas de tipo renal, miocárdica, hepática y hemorragias internas, con un alto riesgo de producir la muerte si no se trata a tiempo.

Fiebre Amarilla

La sangre de un paciente infectan a los mosquitos desde 1 ó 2 días antes que aparezca la fiebre y luego durante los primeros 3 a 5 días que se declara la enfermedad. El ciclo en el vector dura entre 9 y 12 días, los mosquitos pueden quedar infectados durante toda la vida adulta. Es una enfermedad del tipo que se tienen una vez en la vida.

Los síntomas más comunes de la fiebre amarilla pueden ser:

  • Sangrado o hemorragias y arritmias
  • Fiebre, vómitos, cefaleas y delirio
  • Dolor muscular
  • Ictericia
  • Y como último paso coma

No existe un tratamiento específico para la fiebre amarilla.

En el caso de pacientes ambulatorios se debe aconsejar:

  • Reposo absoluto
  • Tomar paracetamol para bajar la fiebre o para las cefaleas, evitar el ibuprofeno o aspirinas.
  • Aislar a la persona para evitar nuevas picaduras durante los 5 días iniciales de la enfermedad.
  • En caso de síntomas severos (falla renal, ictericia, etc.), acudir al centro de atención más cercano inmediatamente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*