Alteraciones y complicaciones de la osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad más común de los huesos. En ella, se observa una disminución de la densidad mineral ósea, lo que produce una mayor porosidad en los huesos, que los hace más susceptibles a fracturas.

Alteraciones y complicaciones de la osteoporosis

El tejido óseo se renueva constantemente, por medio de un proceso llamado remodelación ósea. Este proceso comprende dos etapas: la resorción ósea (destrucción de unidades pequeñas de tejido) y la osificación (formación de tejido nuevo). En condiciones normales, luego de cada resorción, se produce la osificación. De esta manera, no existe pérdida neta de tejido óseo.

Las etapas de la remodelación ósea están controladas hormonalmente. Sin embargo, cuando existe un desequilibrio entre ellas, que hace que la resorción sea mayor que la osificación, se produce la osteoporosis.

Las mujeres son más susceptibles a contraer la enfermedad luego de la menopausia (cerca de los 50 años), debido a que en esta etapa disminuye la concentración de estrógenos, una hormona implicada en la remodelación ósea.

En los hombres, la disminución de la testosterona (a partir de los 70 años), podría favorecer al desarrollo de osteoporosis.

 Complicaciones de la osteoporosis

La mayor porosidad en los huesos aumenta, principalmente, la probabilidad de sufrir fracturas. Por lo que esta es la complicación más común de la enfermedad. Las fracturas de cadera, muñeca y el aplastamiento vertebral, son las complicaciones más vistas.

Otras de las complicaciones de la osteoporosis es la invalidez, debida a la debilitación ósea.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*